| la cocina como espacio vital

Inscríbete en el blogbulthaup

Cada mes recibirás un newsletter con las últimas noticias del mundo bulthaup, proyectos de arquitectura y cocina, ideas inspiradoras de personajes singulares interesados en el aspecto estético y gourmet de la vida diaria y mucho más...

los términos y condiciones de uso y la política de privacidad.

La madera en la cocina: cálidas transiciones

Facebook Twitter Pinterest Google+

En el proyecto de este mes de junio, a cargo de bulthaup Sagaseta en Pamplona de la mano de MLMR Architecture Consultancy, señalábamos cómo los suelos de roble hacían de hilo conductor entre los distintos ámbitos de la vivienda, extendiéndose hasta el interior de la cocina. Veíamos asimismo cómo las maderas bulthaup contribuían a esa transición entre espacios y funciones, creando entre la cocina y el espacio central de comedor y estar una zona intermedia donde prevalecían los cálidos matices rojizos del manzano y la delicada palidez del roble.

Dada la preferencia de muchos clientes por el blanco y los colores claros en la cocina, el uso de las maderas tanto de contrapunto estético dentro de este espacio como en las zonas de transición hacia otros ámbitos se va imponiendo con fuerza.

De los árboles vivos a los espacios de vida

El material más creativo en el mundo está creciendo, casi sin nuestra ayuda, y lo está haciendo en absoluto silencio. La madera es un pedazo de la naturaleza. Respira. Vive. Irradia una calidez reconfortante, tiene un impacto positivo en la atmósfera del espacio interior y ofrece opciones de diseño ilimitadas. Con su veteado, su color, su calidez y sus texturas, la madera estimula nuestros sentidos. Y en estos tiempos rápidamente cambiantes, favorece nuestro anhelo de calma. Los muebles de madera de alta calidad se mueven contigo, con frecuencia a través de herencias de generación en generación. Tal vez sea por su capacidad de contar historias; quizás nos hayamos quedado en algún momento frente a un escritorio, recorriendo con la mano su taraceado y pensando en lo mucho que este mueble viejo debe haber visto, oído y experimentado a lo largo de su vida.

Un material con carácter propio

La madera es como nosotros: individual. No hay dos piezas de madera iguales, ni siquiera cuando la madera es del mismo tipo. Como resultado, los muebles llevan la marca inconfundible del árbol del que se hacen. Y eso es lo que estimula e inspira a bulthaup a hacer justicia a esta vitalidad con sus muebles. Es un proceso que consiste en buscar ese carácter especial y expresarlo al máximo en la cocina. Es el punto focal de todo nuestro amor y respeto por la madera.

La importancia de los interiores sostenibles

El camino desde el árbol hasta la cocina es largo, pero no tiene por qué pasar por una selva tropical. En bulthaup, solo usamos áreas de cultivo administradas de forma sostenible. Al fin y al cabo, no tenemos por qué ir a los confines de la tierra para encontrar la madera. De hecho, puede estar muy cerca –en variedades como el olmo, el manzano o el peral suizo.

Una gama abierta de maderas

El olmo se utilizaba para adornar aparadores clásicos hasta que la madera finalmente se desestimó como “conservadora” y cayó en el olvido. A esto se sumó la llegada de la grafiosis, que acabó la mayoría de los olmos. Hoy en día, el olmo ha reclamado una vez más su posición en el diseño contemporáneo, ofreciendo, por ejemplo, un sensual matiz gris o un tono rojizo al lado de las superficies de acero inoxidable. La madera del árbol de manzano también aporta acentos impresionantes, como vemos en el proyecto de bulthaup Pamplona. En el campo, es un árbol común. Pero en la casa, sigue siendo bastante exótico. Esto se debe a que su chapa es extremadamente difícil de procesar. La materia prima quebradiza e irregular requiere manos verdaderamente experimentadas. Pero el esfuerzo merece la pena, ya que con un cuidado tratamiento artesanal el manzano puede enriquecer el espacio interior. Cada frente bulthaup es una pieza única, un emocionante contraste entre luz y oscuridad.

bulthaup trabaja también la madera de otro árbol frutal: el peral suizo. Debido a las condiciones climáticas y el hecho de que crecen en forma silvestre, estos árboles de Suiza Oriental presentan un veteado vivaz y recto. A los ebanistas siempre les ha apasionado esta madera, completamente distinta de la del peral convencional. En la década de 1950, el peral suizo era tan escaso que era casi imposible de conseguir. Se buscó una alternativa y se cultivó otra variedad cercana, el sorbo silvestre, con una madera de color más cálido que la del peral suizo original. Al final, este se ha ido conociendo en el sector como peral suizo.

Una versión asiática, que presenta un aspecto natural y de alta calidad, es el bambú. Con una superficie aterciopelada-mate, produce un chapado fino y listado con nudos conocidos como nódulos.

El nogal americano tiene un efecto sobrio y noble, con su veteado sencillo y su delicado tono marrón-gris natural. En bulthaup, cuidamos la madera con un barniz natural especial, dotado de un tipo de filtro solar que protege la chapa contra los efectos de la luz y preserva el maravilloso carácter del nogal.

La calidad de los chapados bulthaup

La extraordinaria calidad de los chapados que obtiene bulthaup a fin de aprovechar al máximo las cualidades de estas maderas garantiza un resultado óptimo.

Dado que las características de la madera varían según el clima y el suelo en la que crece y cómo se plante, el color y veteado nunca es uniforme: cada tronco es único e irrepetible. Aun así, para mantener la máxima coherencia estética en cada proyecto, los expertos artesanos de bulthaup, con una pericia afinada en el curso de los años, trabajan con precisión en la elección, el almacenamiento y el tratamiento del material.

La gama cromática del manzano

Los artesanos chapadores de bulthaup seleccionan las láminas de madera de paquetes consecutivos de un mismo tronco; para los chapados por encargo, como es el caso de los módulos columna en manzano del proyecto de bulthaup Pamplona, se elabora un esquema de toda la superficie, y esta sirve de plantilla de corte de la chapa para el ebanista. Las variaciones de color y de veteado dentro de un mismo tronco constituyen la base de la singularidad y el aspecto natural de la superficie resultante. En el caso del manzano, al tratarse de un árbol que nunca alcanza grandes dimensiones, bulthaup utiliza su preciada madera en bandas que crean un efecto tablero con un cálido contraste de colores.

Gráciles elementos de roble

En el proyecto concebido por bulthaup Pamplona, el banco corrido y la mesa bulthaup C3, ambos compuestos de láminas sumamente resistentes aunque gráciles y delgadas, de aspecto casi flotante, ofrecen un contrapunto de roble a los frentes altos de manzano, abriendo el paso hacia la claridad de la cocina acabada en lacado gris arena. El círculo se cierra con la calidez de la luz natural.

 

Fotógrafo: Pablo García Esparza.

 

Si te ha interesado este post, suscríbete a nuestra Newsletter para no perderte todas nuestras novedades:

los términos y condiciones de uso y la política de privacidad.

Esta entrada tiene 0 Comentarios

Escriba un comentario





Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR